Facebook Twitter Google +1     Admin

Correa: debemos unirnos para vencer a estos vendepatrias

20101001061447-correa-balcon.jpg

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se dirigió este jueves al pueblo de Ecuador desde el Palacio de Gobierno luego de ser rescatado en un operativo militar del Hospital de la Policía donde permanecía secuestrado desde horas de la mañana. Correa saludó a miles de personas que lo ovacionaron y dieron vivas a la Revolución.

Correa se dirigió a la multitud y expresó su tristeza de ver como se derramó inútilmente sangre de hermanos, al referirse a militares heridos en su rescate, en cuyo nombre sin saber aún cuantos fueron en el fuerte combate, pidió un profundo minuto de respeto.

La multitud enardecida coreó ÂíLucio asesino!, en referencia al ex presidente Lucio Gutiérrez, líder del opositor Partido Sociedad Patriótica quien se estima es la fuerza política detrás de la conspiración y el intento de Golpe de Estado.

Agradeció profundamente a los miles de compatriotas, que fueron desarmados a intentar rescatarlo al Hospital de la Policía Metropolitana, a su escolta personal, a los ministros que lo acompañaron, todos dispuestos a morir si fuese necesario.

Con ese valor y esa voluntad, nada ni nadie nos podrá vencer, enfatizó.

Jamás impunidad con esos golpistas, subrayó, y agradeció el apoyo recibido de los mandatarios de todos los países de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), de la Alianza Bolivariana (ALBA) y de numerosos países del mundo.

Fuimos esta mañana, como es nuestra costumbre, a dialogar para explicarle lo que queríamos hacer, dijo, porque nadie ha apoyado tanto a la policía ni mejorado tanto los sueldos de esa fuerza, y al ver la reacción me sentí traicionado por un grupo de ellos.

Ahí me di cuenta de quién estaba detrás, cuando algunos de ellos me gritaron mentiroso y dijeron que había sido Lucio (Gutiérrez) quien más los había apoyado, apuntó ante la enérgica reacción popular en demanda de castigo para los golpistas.

ES UN DÍA DE PROFUNDA TRISTEZA

«Es un día de profunda tristeza. Jamás creí que iba a llegar en este gobierno que es de paz y busca ayudar a todos los pobres», dijo el dignatario al inicio de sus palabras.

Quiero hacer un minuto de profundo silencio, porque tuvo que ir el ejército a rescatarnos y me dijeron que por lo menos hay un policía caído. Me salieron las lágrimas de tristeza, se tuvo que derramar sangre ecuatoriana inútilmente. Todavía no sabemos cuántos son los caídos, pero en nombre de sus familiares, hagamos un profundo y sentido minuto de silencio, añadió.

Quisieron detener a la Revolución Ciudadana con la mentira, espero que hayan aprendido la lección, apuntó.

«Agradecimiento a los miles de compañeros que fueron a rescatarme a la policía, al hospital. Seguramente fueron recibidos con gases. ¿Cómo pueden llamarse policías los que se comportaron de esa manera?

Correa agradeció a todos los sectores que se movilizaron en apoyo a la Revolución Ciudadana y la democracia en Ecuador. «Muchas gracias a esos héroes que me acompañaron en esta jornada. A mi guardia personal que fue pateada y maltratada.

Pese al peligro y estar cercado, empezaron a llegar funcionarios del estado, a morir si es necesario, con ese valor y esa lealtad nada ni nadie nos podrá vencer».

Un agradecimiento a los presidentes de América Latina y el mundo que se solidarizaron con nosotros. UNASUR en estos momentos se reúne para analizar la situación. Es increíble que se subleve no toda la fuerza policial, no para luchar contra un gobierno tiránico, se sublevan para buscar supuestas remuneraciones que se la han quitado.

¿Cómo pueden jugar por una cosa tan banal con el futuro de la patria?

Nadie ha apoyado tanto a la policía como este gobierno, nadie ha mejorado tanto los sueldos. En ese momento, cuando vi tanta agresividad, me sentí profundamente triste. ¿Cómo después de todo lo que habíamos hecho con la policía, nos hacían esto?

No eran todos. Cuando me dirigí a ellos, se reveló lo que estaba detrás. La gente de Lucio Gutiérrez (ex presidente ecuatoriano) estaba ahí infiltrada, azuzando, acotó el mandatario.

En ese momento Correa interrumpió su discurso para informar que había cinco heridos, pero ninguno muerto.

Ningún policía había leído la ley, se habían dejado llevar por lo rumores que hacen los vendepatrias. Habíamos hecho la ley del servicio civil para evitar los abusos, los atropellos, los sobresueldos, esas canastas navideñas con plata de todos ustedes, eso fue lo que prohibimos, reveló Correa entre los vítores del pueblo feliz por la victoria.

¿Saben cuánto ganaba un policía como gran premio después de cinco años de servicio? 800 dólares y les pagaban 250. Hoy el que menos gana, recibe 700 dólares. Y dicen que no tomamos en cuenta sus condiciones especiales de trabajo. Por el contrario, por primera vez se toma en cuenta y se reconoce para las fuerzas armadas, la policía y los bomberos, horas extras y jornadas especiales. Ni siquiera habían leído la ley por la que se habían insubordinado y traicionado a la patria.

Más que nunca compañeros, vamos a unirnos para vencer a estos vendepatrias y sacar la patria adelante, incitó Correa al pueblo.

«Hoy el presidente no ha claudicado como hicieron otros cobardes. Yo les decía en mi prisión, o salgo como presidente de una nación digna, o salgo como cadáver. Muchas gracias, hermanas y hermanos del movimiento país», finalizó.

Fuente Prensa Latina

Foto de archivo

9/30/2010

Comentarios » Ir a formulario

lamagia

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris